El Llindar empieza el trabajo por proyectos con los grupos de PFI

Cornellà de Llobregat, 15 de enero de 2018

Este curso viene marcado por el inicio del trabajo por proyectos en los Itinerarios Personales de Experiencia Profesional (IPEP), en el formato de Programas de Formación e Inserción (PFI) de todas las familias profesionales de El Llindar: imagen personal, restauración, automoción y mantenimiento de edificios. En total, más de cien jóvenes. Se sigue así el camino iniciado por el programa Aula Taller, en el que desde hace varios años el aprendizaje de las enseñanzas instrumentales y experimentales también se enfoca a través de proyectos.

Los proyectos se inician planteando un reto final, un producto que cada grupo debe entregar. Todos ellos comparten los objetivos generales de autonomía, trabajo en equipo y confianza, y cada proyecto trabaja unas competencias básicas y transversales específicas. Su logro es evaluado con un sistema de rúbricas. Al inicio de curso se marcó el objetivo de llevar a cabo 4 o 5 proyectos por grupo, y por ahora parece que lo cumplirán. Actualmente están finalizando el tercero.

El primer proyecto se llevó a cabo al inicio de curso, se llamó “Nosotros” y las grandes protagonistas fueron las emociones. El segundo proyecto se llamó “Tú, yo y el mundo”, e integró contenidos pertenecientes del mundo de las matemáticas, las ciencias sociales, la lengua y la informática. El proyecto que están llevando actualmente a cabo se llama “Let’s Play”, y a las competencias básicas y transversales marcadas se añade el uso de herramientas de fabricación digital como la impresora 3D, la cortadora láser y la cortadora de vinilo. Los resultados de este proyecto ya se están empezando a ver, y son realmente impresionantes. Se refleja mucho esfuerzo e ilusión tanto por parte de los alumnos como de los profesores. El último proyecto será “Cambia tu mundo“, y se trata de un proyecto que se enmarca dentro de un proyecto de Empieza por Educar con el mismo nombre y en el que colaboran varios centros educativos de Madrid y Cataluña, entre ellos El Llindar.

Más importante que el producto final que los grupos entregan es todo el proceso de aprendizaje que hacen para llegar a alcanzar el reto planteado. Los jóvenes ven la necesidad de adquirir determinadas competencias básicas, ya que tienen una aplicabilidad directa en lo que están haciendo. Además, sin darse cuenta, también ponen en juego las competencias transversales que son igual o incluso más importantes para poder crecer como estudiantes, profesionales y, en definitiva, personas.

 

By | 2018-03-01T15:55:37+00:00 enero 15th, 2018|Formación|0 Comments

About the Author: